Deportes

Claves del nuevo escándalo de la FIFA

Los escándalos derivados de los actos de corrupción por parte de funcionarios de la Concacaf y la Conmebol mantienen en jaque la credibilidad y transparencia de la FIFA.
Claves del nuevo escándalo de la FIFA
27 de mayo de 2015

A unos días del Congreso de FIFA en el cual Joseph Blatter pretende ser reelecto por quinta ocasión como presidente de esta asociación internacional, funcionarios de la Concacaf y la Conmebol están siendo investigados y detenidos por su participación en acciones fraudulentas, corrupción y lavado de dinero.

La institución más importante del fútbol mundial se encuentra sumida en el caos por la ilegalidad que ha tocado los mandos más altos de algunas de sus confederaciones.

Nombres como Jeffrey Webb, presidente de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf) y vicepresidente de FIFA, y Eduardo Li, miembro del Comité Ejecutivo de FIFA y presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, son algunos de los casos más preocupantes.

En total, son catorce los involucrados en el escándalo de la FIFA, entre altos funcionarios, exdirigentes y empresarios. Varios de ellos podrían enfrentar penas de hasta 20 años de prisión por una cadena de hechos de corrupción iniciada hace 24 años y que representa cerca de 150 millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales para obtener derechos de comercialización de torneos internacionales. 

Con respecto a la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol), el Departamento de Justicia de Estados Unidos denunció sobornos millonarios por la adjudicación de los derechos comerciales de tres ediciones de la Copa América y de su torneo del Centenario.

Eugenio Figueredo, José María Marín, Julio Rocha, Costas Takkas, Rafael Esquivel, Jack Warner, Nicolás Leoz, Alejandro Burzaco, Aaron Davidson, José Margulies, Hugo y Mariano Jinkis son también los responsables desviar ingresos económicos por la venta de derechos comerciales que debieron beneficiar a ligas  juveniles, organismos de países en desarrollo y millones de fanáticos.

En Europa, la indignación se ha hecho evidente. Gianni Infantino, secretario general de la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA) ha solicitado que se posponga seis meses la elección presidencial de la FIFA dispuesta para el viernes.

Cabe recordar que, hace unas semanas, el ex fubolista portugués que había anunciado su candidatura para contender por la presidencia del organismo rector de futbol, Luis Figo, declinó su aspiración al señalar que existían fuertes casos de corrupción dentro de la FIFA.

Por su parte, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) expresó su apoyo a las investigaciones iniciadas y afirmó que "respetará la declaración de inocencia o culpabilidad de las personas involucradas".

Al escándalo político se ha sumado también la presión de los patrocinadores multimillonarios de la FIFA que exigen que el organismo “enderece el rumbo”. 

Coca Cola, Visa y Adidas habían públicamente en meses anteriores su preocupación por las irregularidades denunciadas en torno a los preparativos para la Copa Mundial de Qatar en 2022, que van desde sobornos hasta condiciones de esclavitud de los obreros.

Cobus de Swardt, director administrativo de Transparencia Internacional, manifestó que las actuales investigaciones son un "llamado de atención" para que todos los que tengan tratos con la FIFA y pidan cambios profundos en su estructura y en sus prácticas.

"Si inviertes muchos, muchos millones de euros en un negocio, claro que tienes el derecho y la obligación de exigir que no esté manchado", puntualizó de Swardt. "La FIFA necesita empezar de nuevo… Estos escándalos se produjeron bajo la mirada de Sepp Blatter", sentenció el director, por lo que pidió que Blatter no fuera postulado o reelegido.

Hace una semana Adidas, Coca-Cola y Visa exhortaron a la FIFA para que presionara a Qatar sobre el mejoramiento las condiciones laborales de los trabajadores extranjeros que construyen las obras para el 2022.

En el Mundial de Brasil los patrocinadores del uruguayo Luis Suárez se escandalizaron por el mordisco que le dio al italiano Giorgio Chiellini.

Los escándalos de la FIFA pueden afectados la imagen de sus patrocinadores, aunque hasta el momento ninguno ha cuestionado severamente al organismo.

Diego Armando Maradona, exfutbolista argentino, dijo estar "disfrutando" del arresto de los altos directivos de la federación internacional.

“Estoy disfrutando de algo que yo vengo diciendo de hace mucho tiempo. Hasta me han tratado de loco y hoy se dijo la verdad", expresó el ídolo argentino en una entrevista con radio La Red.

El argentino aprovechó para retomar sus críticas contra Joseph Blatter, al que había acusado de dirigir a la FIFA con métodos "mafiosos".

Ante la preocupación de aficionados por los torneos futuros, la Concacaf aseguró que la Copa Oro de  julio no será afectada por los escándalos. La confederación no omitió más comentarios al respecto, pero dijo estar consternada por los arrestos que ocurrieron en Suiza y dispuesta a cooperar con las autoridades estadounidenses al mando de la investigación.

Autor: Marlon Andrade / / Marlon Andrade
Regresar Sexenio | Deportes
Sitio Móvil | Sitio Completo

m.Sexenio.com.mx
© 2014 Grupo Sexenio Comunicaciones