Hasta luego Estados Unidos, bienvenido resto del mundo

17 de abril de 2017

Tras la llegada del presidente Donald J. Trump y que ha traído un sinfín de expresiones, rechazos en todo mundo debido a sus “políticas” y promesas de campaña, nuestra nación se ha volcado en la protección de lo nuestro y de ir alejándonos del vecino del norte, el gobierno de la república empieza su andadura para alejar la dependencia económica con Estados Unidos, ya empezaron los contactos con la unión europea para actualizar y darle uso al tratado de libre comercio firmado en el año 2000.

Desde que se firmó el tratado, ambos lados han tenido intenciones de crear un libre mercado a ambos lados del charco y consolidarlo como uno de los más  importantes en los 2 continentes, hasta ahora no había sido así pero empieza una aceleración en las negociaciones. Recordemos que solo por parte de España, cabe señalar que es uno de los mayores inversores en nuestro país especialmente en los sectores financieros, energía, construcción y servicios. Alemania tiene la planta de automóviles más grande fuera de Europa precisamente en México, la de Volkswagen. BMW está programando abrir una importante fábrica para el 2019.

Además el gobierno participará en el Foro Económico Mundial de América Latina, sobre todo para negociar la importación de bienes y sobre todo soya y maíz, principal alimento de nuestra población y que importamos en cantidades importantes desde el norte, Argentina y Brasil son los países que podrían darnos suministro en lugar de los proveedores actuales.

Mirando hacia oriente, tenemos a China, el gigante asiático está destinado a ser la primera potencia mundial, hoy en día tenemos las mejores relaciones comerciales bilaterales que se hayan tenido, con un mercado de más de 1400 millones de personas es una enorme oportunidad de poder colocar nuestros productos y servicios en aquella nación y también poder importar los suyos, siempre con cautela y cuidando lo nuestro, no podemos competir a día de hoy con los salarios que se pagan allá por lo que su mano de obra es de las más competitivas del mundo.

Conforme se vaya consolidando China como primera nación económica mundial se verán los cambios, los salarios subirán y es allí cuando sí podamos competir con su mano de obra, la calidad ha sido un gran  hándicap para ellos pero desde unos años lo han mejorado notablemente colocando grandes marcas en todo el mundo con un alta calidad, el típico “Made in China” ya no es lo barato por esta mal fabricado, esto está cambiando, todavía queda un largo trecho para que todo lo hecho en China sea de primera calidad mundial y es en el entretiempo cuando México tiene que consolidar sus productos y servicios para poder ofrecerlos al mundo entero, productos o servicios con sello propio que pongan en alto el nombre de México.

 

@eguerracastillo

Autor: Enrique Guerra Castillo
Regresar Sexenio Aguascalientes
Sitio Móvil | Sitio Completo

m.Sexenio.com.mx
© 2013 Grupo Sexenio Comunicaciones