Los números rojos de México

06 de marzo de 2017

Pese a los esfuerzos del gobierno mexicano de combatir la reducción de pobreza en nuestro país, durante los últimos 30 años se ha visto incrementada en un porcentaje muy importante, los fracasos de los programas contra la pobreza que no han logrado combatirla, no han podido romper el problema intergeneracional de la población. Hoy en día hay más de 55 millones de mexicanos que viven en la pobreza en sus distintos niveles, más del 46% del total de población nacional. Lo peor de todo es que estas cifras no parecen que vayan a bajar, por lo menos a corto plazo no lo harán, pese a que hoy en día se destinan más recursos que nunca los porcentajes se asemejan mucho a los de los primeros años de la década de los 90, en gran medida a que los programas no están resolviendo los problemas de fondo de sus beneficiados aunado a una ausencia de crecimiento económico. La tasa de desempleo no es alta en nuestro país por lo que no es el primer problema, lo son los empleos poco cualificados y por ende mal pagados. Se tiene que emplear los recursos en mayor y mejor cualificación, una mejor educación escolar que destine profesionales a sectores con problemas de personal cualificado, adaptarse a lo que el mercado laboral demanda, a nivel nacional y más allá de nuestras fronteras.

Los recursos siempre son escasos y aunque ahora se dediquen más que en el pasado nunca son suficientes, nuestro mayor benefactor es la venta del petróleo, PEMEX en los últimos años está sufriendo unas grandísimas pérdidas, y aunque en el 2016 se haya logrado bajar su déficit, en el último año perdió más de 295,000 millones de pesos, un 60% menos que en el año 2015, unos número rojos que tienen una importancia crucial. La bajada de los precios de crudo a nivel internacional en primer lugar, los saqueos de combustible y la corrupción en general han hecho de la petrolera del Estado un auténtica sangría y gigantescas pérdidas de ingresos que servirían para combatir a la pobreza, crear infraestructuras y en general para crear un bienestar social a la maltrecha economía mexicana.

Con un futuro incierto, el gobierno tiene que implementar medidas más efectivas en combate a la pobreza y a la delincuencia, para ello tiene que reducir los números rojos de PEMEX, y lograr que llegue a lo que un día fue, una empresa paraestatal próspera, moderna y solidaria.

 

@eguerracastillo

Autor: Enrique Guerra Castillo
Regresar Sexenio Aguascalientes
Sitio Móvil | Sitio Completo

m.Sexenio.com.mx
© 2013 Grupo Sexenio Comunicaciones